Cloud Computing

  • strict warning: Declaration of views_plugin_style_default::options() should be compatible with views_object::options() in /var/www/ines/sites/all/modules/contribute/views/plugins/views_plugin_style_default.inc on line 24.
  • strict warning: Declaration of views_handler_field_user_name::init() should be compatible with views_handler_field_user::init(&$view, $data) in /var/www/ines/sites/all/modules/contribute/views/modules/user/views_handler_field_user_name.inc on line 61.
  • strict warning: Declaration of views_handler_argument_many_to_one::init() should be compatible with views_handler_argument::init(&$view, $options) in /var/www/ines/sites/all/modules/contribute/views/handlers/views_handler_argument_many_to_one.inc on line 169.

En los últimos tiempos, todo el mundo de las TIC parece estar “en la nube”. En el mundo de las siglas también haber llegado la primavera: cualquier letra se puede unir a la terminación “as a Service”, y ya hay un nuevo concepto: PaaS, IaaS, TaaS, …

Los clouds prometen permitir un paso adelante importante en el desarrollo, hosting y distribución de aplicaciones y servicios, al permitir la provisión de infraestructuras TIC o plataformas como un servicio (“as a service”), mostrando muchas de las características proporcionadas por los servicios clásicos, como:
• Una interfaz simple que permite la auto-provision y monitorización de recursos, a la vez que oculta su complejidad
• El servicio es accesible desde casi cualquier lugar.
• La asignación de recursos se realiza en el momento, así como su aumento en caso de incremento de las necesidades.
• El precio por unidad de recursos consumida es bastante competitivo.
• Los usuarios pagan sólo por el número de recursos efectivos que se utilizan.
• El servicio es fiable y seguro

Apoyándose en las facilidades y posibilidades que los clouds proporcionan, los proveedores de servicios y aplicaciones pueden reducir sus necesidades de inversión y sus gastos en infraestructuras ICT necesarios para ejecutar sus aplicaciones, sin tener que tratar con las cargas de gestión y operación de las infraestructuras.

Las infraestructuras cloud pueden clasificarse en dos categorías [MerLynch 08; O'Reilly 09; Vaquero 09; SUN 09]:
Infrastructure as a Service (IaaS)
En este tipo de infraestructuras, los proveedores de aplicaciones pueden alquilar servicios de infraestructura como máquinas virtuales, almacenamiento, interconexión y auto escalado. Conseguir elasticidad, mantener y gestionar los componentes son las tareas que el proveedor de aplicaciones debe realizar. El cobro se realiza en base a los recursos consumidos multiplicados por el tiempo de cada recurso.
Platform as a Service (PaaS)
En este tipo de infraestructuras disponen de un entorno de programación flexible, generalmente unido a algún tipo de lenguaje de programación y modelo de desarrollo de software. Los proveedores de servicios contratan un entorno acotado, que se factura en base al número de ciclos de CPU consumidos y la información enviada y almacenada. Los componentes individuales no son visibles para el proveedor de aplicaciones. Generalmente el entorno de programación sacrifica parte de la funcionalidad de los recursos en aras de conseguir flexibilidad y escalabilidad.

Las aplicaciones que proporcionan servicios ejecutando sobre estas infraestructuras cloud (Software as a Service) se conocen como aplicaciones cloud. Para ayudar a describir de forma gráfica los conceptos definidos se muestra la figura 1.

En el entorno del cloud computing van a surgir muchas posibilidades de innovación e investigación, ya que es un campo de investigación muy reciente, y que todavía presenta muchos aspectos sin resolver:

• Aunque las actuales infraestructuras IaaS han demostrado suficientemente su madurez para afrontar los retos del mercado, se muestran aún muy orientadas hacia la infraestructura. Existen aspectos a mejorar relacionados con la gestión de los mecanismos internos de gestión del software, como las pilas de llamadas dentro de las máquinas virtuales y la flexibilidad y adaptabilidad de las aplicaciones, que se dejan en manos de los proveedores de aplicaciones que deben desarrollar sus propias soluciones para establecer niveles distintos de ejecución, configurar sus balanceadores de carga, distribución de datos, replicación, autenticación, cobro, etc.
• Gestión del cumplimiento de los compromisos de acuerdos de nivel de servicio establecidos.
• Mejoras en la gestión de provisión dinámica de recursos
• Unir las capas IaaS, PaaS, SaaS potenciando la oferta de PaaS que está en una fase incipiente y enriqueciéndola con más capacidades ya listas para el uso por los desarrolladores (monetización, APIs de comunicaciones, contexto …) y más flexibilidad en los entornos de desarrollo.

Ofrecer la capacidad de crear aplicaciones mejor adaptadas a las necesidades de los usuarios (sobre todo PyMES e individuales) que no pueden desarrollar sus propias aplicaciones de tipo cloud, ni pueden adaptar sus necesidades a la oferta, relativamente rígida, de aplicaciones SaaS. El objetivo es llevar los conceptos de los Mashups de aplicaciones Web en el cloud. Crear un ecosistema y marketplace de componentes, que ya se respaldan por una infraestructura Cloud, donde estos usuarios pueden buscar, encontrar, combinar y personalizar soluciones según sus necesidades. Este concepto emergente se denomina Mashup as a Service.

Comentarios